Esta es una situación con la que todos los conductores deben enfrentarse, pero es importante saber reconocer algunos signos que nos indican que nuestro clutch presenta un desgaste excesivo, ya que, naturalmente, esto sucede cada vez que utilizamos el automóvil.

En Frenos y Clutch Casa Blanca queremos presentarte una serie de recomendaciones para identificar el desgaste del clutch o bien, si el embrague presenta otras anomalías y/o averías, por lo que en este caso, tendrás que llevar a servicio el vehículo.

  • Circula con una marcha a bajas revoluciones y posteriormente acelera. Si las revoluciones aumentan, pero la velocidad no, el clutch puede patinar.
  • Cuando un clutch patina, despedirá un característica olor a quemado (similar al de frenos calientes). No obstante, este olor aparecerá si no se utiliza correctamente el embrague, por lo que es importante que dejes de utilizar el auto inmediatamente si aparece el aroma, de lo contrario, podrías tener problemas más serios.
  • ¿El pedal de clutch está más duro o rígido que lo habitual? Este un signo claro de que presenta desgaste en exceso.


El embrague debería funcionar correctamente entre los 100 mil y 150 mil km, por supuesto, con buenos hábitos de conducción. Incluso, al manipularlo de forma adecuada, el clutch podría ser útil durante toda la vida útil del auto.

¡Contáctanos! En Frenos y Clutch Casa Blanca te ofrecemos soluciones eficaces para problemas de frenado, embrague y reconstrucciones.